Logroño: ¿nos creemos el PMUS, o es de adorno?

En Logroño se gastaron un dinerito en hacer un Plan de Movilidad Urbana Sostenible, o PMUS, como el que ya tiene alguna otra ciudad del entorno. Para ser exactos, costó 89.298 € de sus habitantes y lo hicieron Ineco y ETT. Se presentó en noviembre de 2013, y fue aprobado tras un periodo de consultas a la población y debate en el Pleno del Ayuntamiento..

Es un plan a 10 años, en el que se plantean cosas bastante sensatas: fomentar los modos no motorizados (caminar y bici) y el transporte público, hacer uso racional del espacio público (con mención expresa al aparcamiento en doble fila), y cosas del estilo, muy hermosas todas ellas. Toda esta documentación la tienen en la página del Ayuntamiento y -si funciona- en la del propio PMUS, www.movilidadlogroño.es, que la última vez que visité estaba caída.

Los objetivos del PMUS de Logroño. Todo muy bonito y muy bien.
Los objetivos del PMUS de Logroño. Todo muy bonito y muy bien.

Por ejemplo, en cuanto a la bicicleta, se propone integrar la red de carriles bici ya existente para que sea más conexa, ampliarla para que los recorridos ciclistas puedan ser más largos -incluso a los municipios limítrofes- y calmar el tráfico del centro para facilitar el uso de bici. Se define una lista de itinerarios ciclistas habituales para hacer una red tupida y utilizable.

Mapa de itinerarios y vías ciclistas propuestas en el PMUS de Logroño
Mapa de itinerarios y vías ciclistas propuestas en el PMUS de Logroño

Suena todo chachi, ¿verdad? Sigo, sigo.

También se propone un conjunto de planes sectoriales para reducir algunos problemas actuales del tráfico (doble fila, por ejemplo) y mejorar pegas que tiene el transporte público. Miren.

Planes sectoriales del PMUS de Logroño: ¿se va a hacer algo de esto?
Planes sectoriales del PMUS de Logroño: ¿se va a hacer algo de esto?

Me voy a centrar en lo relativo al aparcamiento. ¿Ven eso que dice de “optimizar” e incluso “reducir” las plazas de aparcamiento ya existentes? Los técnicos que redactaron el PMUS -libres de toda sospecha técnica ni perroflautísica, y que no residen en la ciudad- hacen sus cuentas y determinan que existe exceso de oferta de plazas de aparcamiento en la ciudad de Logroño. Y a corto plazo piden que se supriman 244 plazas del centro de la ciudad.

La idea es sencilla: si se puede aparcar en el centro, la gente seguirá usando el coche de puerta a puerta, aunque las distancias muy cortas, las pocas cuestas y el buen clima que en general hay en Logroño hagan fácil y recomendable caminar. Y el centro seguirá estando lleno de coches y con un tráfico exasperante, ruidoso y contaminante, mientras que los abundantes aparcamientos de las afueras seguirán medio vacíos.

¿Y qué hace el Ayuntamiento? En el Plan Director de la Villanueva, proponen DOS nuevos aparcamientos subterráneos para añadir 240 nuevas plazas de aparcamiento. Parte son para los residentes -cosa que no me parece mal de entrada-, pero hay prevista parte en rotación.

La primera [modificación del Plan Director] hace referencia a la desaparición del aparcamiento en altura que estaba previsto y su sustitución por un parking subterráneo en rotación en avenida de Navarra, que ofrezca un mayor servicio, “tanto al Casco Antiguo como a los usuarios del nuevo Centro de Salud que se ubicará en avenida de Viana y también sirva como referencia para la zona comercial de La Glorieta-Cien Tiendas”, como ha indicado [la alcaldesa Cuca] Gamarra.

El Ayuntamiento ha hecho muy bien en encargar un PMUS, pero igual también debería leérselo, entenderlo, exigir que se tenga en cuenta en el desarrollo urbano de la ciudad, ser mínimamente valiente y aplicarlo al menos en parte. ¡No hace ni dos meses que se aprobó y ya lo están ignorando alegremente!