Francia: más multas para ciclistas, pero de menor cuantía

Volvemos a mirar a Francia, ese país que admite giros ciclistas a la derecha en sus ciudades y que ha decidido autorizar pago de desplazamientos a los trabajadores que acudan en bicicleta a sus puestos, porque lanzan otra buena idea. Al menos sobre el papel.

En noviembre de 2012 comenzó en Estrasburgo un periodo de prueba de multas a precio reducido para ciclistas, otro ejemplo de adaptación de la normativa a las particularidades de este vehículo. Lo cuentan en Rue89 Strasbourg, donde también explican si funcionan o no. (Spoiler: parece que sí funcionan, pero no son el único factor con influencia).

"Las multas reducidas, ¿funcionan o no?" en Rue89 Strasbourg.
«Las multas reducidas, ¿funcionan o no?» en Rue89 Strasbourg.

En lugar de los 90 € que pagan otros conductores, las multas reducidas a ciclistas tienen un coste de 45,60 € y se aplican a varias infracciones del Code de la route francés (su ley de tráfico):

  • Saltarse un semáforo en rojo o una señal de stop
  • Circular en sentido prohibido
  • Circular bajo los efectos del alcohol
  • Usar teléfono móvil
  • Circular en zona peatonal en horas no autorizadas
  • No ceder el paso a un peatón

En Estrasburgo achacan a los nuevos precios un aumento en el número de multas impuestas, una reducción en la cantidad de accidentes con ciclistas, de 108 en 2012 a solo 67 en 2013, y sobre todo una caída del 18% en la cantidad de accidentes en que los ciclistas son responsables, según citan en Libération. O al menos eso dicen la policía municipal y el Consejo Nacional francés de Seguridad Vial (CNSR), que ha recomendado extender el programa al resto del país. Faltan por valorar cuestiones jurídicas para que la medida se pueda adoptar, según Le Monde.

Las asociaciones ciclistas le quitan importancia, puesto que también se han abierto nuevas vías ciclistas y es difícil restringir las causas de la siniestralidad a una única intervención. Continuar leyendo «Francia: más multas para ciclistas, pero de menor cuantía»

En camino: Francia aprueba ley de transición energética y permitirá cobrar desplazamientos en bici

Después de tener que desmentirlo, contar la primera vez que se valoró la posibilidadel periodo de prueba al que se sometió, podemos afirmar por fin que en Francia van camino de permitir a las empresas el pago de los desplazamientos en bicicleta de sus empleados. Lo cuenta la ministra de ecología, desarrollo sostenible y energía, Ségolène Royal, en un vídeo de TF1.

Pero no se lancen ustedes a buscar trabajo en Francia: de momento, la nueva ley ha sido aprobada por la Asamblea nacional -el parlamento- y debe ser aprobada por el Senado. Aún falta para que se haga efectiva. La intención del ejecutivo francés es que esté en vigor en primavera de 2015, antes de la cumbre sobre el clima COP21 que se celebrará en París a final de ese año.

Y por otra parte, las empresas podrán pagar esos gastos si lo desean: no existe obligación. Ahora bien, habrá ventajas fiscales para empresas y empleados, al estar estos importes exentos de cotización social. Los importes por kilómetro los fijará el gobierno por decreto.

Resumiendo, una buena noticia, aunque aún falte para que se aplique y aunque lleve mucho tiempo en vigor en otros países.

Adaptar las normas a las bicis: semáforos y preferencias de paso para ciclistas

Las bicis son vehículos y como tales, en ausencia de carriles específicos, deben circular por la calzada. Pero aunque son vehículos, tienen sus peculiaridades: les cuesta más arrancar que a los vehículos que llevan motor, se mueven a menor velocidad…

Aparcamiento de bicis en Ámsterdam. Foto de Redjar.
Aparcamiento de bicis en Ámsterdam. Foto de Redjar.

Podemos considerar que merecen tratamiento especial y que se anime a su uso porque las externalidades del uso de bici, esto es, las consecuencias para terceros, son en general positivas: solo pueden causar problemas en su almacenamiento, como ya saben en Ámsterdam o Copenhague. Todo lo demás es bueno para la sociedad: no producen ruido ni gases, contribuyen a mejorar la salud de sus usuarios, en caso de accidente producen menos daños que los vehículos a motor, facilitan una circulación más lenta en ciudad -y por tanto también ayudan a reducir la siniestralidad- y si consiguen retirar vehículos a motor de las ciudades, también hacen más fluido el tráfico.

Todo estupendo. Por eso escribimos este blog.

Y si aceptamos que merecen tratamiento especial, hay medidas de señalización y de preferencias de paso que tienen en cuenta el carácter particular de las bicis. Ya se aplican en Francia, Alemania, Países Bajos o en parte de los Estados Unidos. ¿Quieres saber cuáles son? Sigue leyendo. Continuar leyendo «Adaptar las normas a las bicis: semáforos y preferencias de paso para ciclistas»

Francia pone a prueba el pago por ir al trabajo en bicicleta

¿Se acuerdan de que avisamos en su día de que en Francia no iban (todavía) a pagar por ir al trabajo en bicicleta? ¿Y de que lo estaban evaluando? Pues ahora la cosa empieza a funcionar.

Del 2 de junio y hasta noviembre entra en marcha en Francia una prueba del pago de gastos por desplazamientos en bicicleta, de forma muy controlada. De momento participan 19 empresas y organismos públicos que cuentan con unos 10.000 empleados. Dos tercios de estos corresponden a una sola empresa, la mutua de seguros MMA, con sede en Le Mans; hasta la fecha, solo el 2,6% de sus trabajadores acude en bicicleta al trabajo. El gobierno francés ha publicado una lista completa de las empresas que participan.

Captura
La noticia, en francés, en el blog de Olivier Razemon (Le Monde).

Continuar leyendo «Francia pone a prueba el pago por ir al trabajo en bicicleta»

En España, el reparto modal urbano ya es sostenible…

…aunque podría serlo más. Tal vez les extrañe esta afirmación, y más en este blog, pero en España predomina un tipo de transporte urbano muy sostenible, el menos contaminante que existe: los pies.

yJl7OB3sSpOdEIpHhZhd_DSC_1929_1
Gente transportándose de forma sostenible por Londres (fuente de la imagen).

Hemos localizado una base de datos creada por la plataforma de movilidad europea EPOMM, llamada TEMS, que codifica los repartos modales en unas 300 ciudades, principalmente europeas, y los resultados son sorprendentemente buenos para las ciudades españolas que han enviado sus datos.

Hay que tomarlos con cautela, dado que la supervisión es mínima y esta información podría no incluir los desplazamientos desde las áreas metropolitanas de los alrededores hacia el centro de la gran ciudad (para entendernos, de Leganés a Madrid, por ejemplo). Los datos tampoco corresponden a los mismos años, así que puede haber alguno anticuado (notoriamente, el de Sevilla, que ha mejorado mucho en los últimos años). Aún asi, a falta de datos con idénticos criterios, sirve como indicador.

Es una herramienta interactiva: pueden ustedes mismos hurgar en los datos y revisarlos a su gusto, para comparar ciudades, o buscar según sus criterios de interés… No se corten. Continuar leyendo «En España, el reparto modal urbano ya es sostenible…»