España: la DGT reparte folleto para refrescar conceptos

Una de las funciones de la Dirección General de Tráfico es mantener al día los conocimientos y capacidades de los conductores, para lo que lanza cada cierto tiempo campañas de refresco. Estas navidades, la DGT ha incluido un folleto en varios periódicos nacionales que se titula “Circulando, los otros no siempre son peores que yo”, en el que repasan ciertas percepciones y actuaciones incorrectas. El folleto puede descargarse en VLCNoticias (PDF).

El problema es que en la DGT no parecen tener presentes a los ciclistas. Algunas ideas están muy bien, otras son polémicas y otras nos parecen errores graves. Peor aún, al venir de la DGT, esos errores se pueden magnificar por la autoridad que les da el logo oficial.

¿Ciclistas por la acera?

La primera, en la frente. La portada del folleto incluye un niño, acompañado por un adulto, circulando por lo que parece un bulevar, y otro adulto cruzando en bicicleta por un paso peatonal.

Portada del folleto
Ilustración de la portada del folleto

La circulación de los ciclistas por acera está muy discutida. En este blog nos parece que lo más beneficioso es crear condiciones en la calzada para que pueda compartirse, aplicando los límites de velocidad y calmado de tráfico, y creando infraestructura segregada (carriles bici) solo allá donde las diferencias de velocidad o la intensidad del tráfico lo requieran. Y creemos que por la acera no se pueden aprovechar las ventajas de tiempo de la bicicleta sin molestar a los peatones. Así que no solo por evitar molestias a los peatones, sino por el beneficio de los propios ciclistas, lo que conviene es sacar a las bicis de las aceras.

La DGT ha dicho una cosa y la contraria en sucesivas versiones del futuro Reglamento General de la Circulación (RGC), que es el documento donde se fijan la postura de la DGT y la norma que se aplicará. En una primera versión que se filtró en marzo de 2013, la DGT autorizaba la circulación por acera, daba nombre a las “aceras-bici” y dejaba la regulación a criterio de los ayuntamientos.

Pero en mayo de 2014 se filtraba nueva información que aseguraba que la DGT no iba a permitir este tipo de circulación. La cosa podría ser hasta divertida, si no fuera porque, entretanto, los ayuntamientos de Barcelona, Sevilla o Zaragoza han estado metidos en batallas legales a cuenta de sus normativas municipales, o esperando a la redacción definitiva del RGC para sacar normativas definitivas. Y las demoras y los juicios cuestan dinero.

¿Cruzando por un paso de peatones?

Por otra parte, cruzar en bicicleta un paso de peatones es bastante peligroso. Los conductores, salvo que esté indicado un carril bici, se esperan peatones a velocidad de peatón (hasta 5 Km/h). Una bici demasiado rápida puede ser causante de su propio atropello.

Hay quien nos ha preguntado si no creemos “que los ciclistas respetarán las normas”.

Pues miren: ni todos los conductores infringen las normas, ni todos los ciclistas las van a respetar. Los ciclistas son personas y como tales, los hay cumplidores y no tanto.

Un paso de peatones por el que pueden circular ciclistas, por muy indicada que esté la necesidad de reducir la velocidad o incluso desmontar de la bicicleta, supone una oportunidad de que los ciclistas menos cumplidores “ignoren” la norma, y por tanto causen un accidente. Y creemos que la infraestructura y la normativa viarias deben estar pensadas para evitar esta clase de “trampas”. Por tanto, permitir este tipo de cruces nos parece peligroso.

Si la velocidad de los vehículos a motor está pacificada, y cruzar en bici ya no es peligroso porque los conductores podrían frenar a tiempo, ¿cuál sería el problema en circular por la calzada? La cuestión deja de tener sentido.

En Vitoria, por ejemplo, aproximadamente el 20% de los accidentes con bicis denunciados se produjeron en pasos de peatones en los últimos años.

Pacificar el tráfico

No todo es malo: nos recuerdan que la reducción de velocidad en las ciudades reduce la mortalidad. No está de más repetirlo.

Captura de pantalla 2014-12-29 a la(s) 10.22.00
Pacificar el tráfico en zona urbana reduce los accidentes un 15%

 

¿Casco?

La DGT insiste con este tema y en el folleto deja caer alusiones al casco.

¿En qué quedamos, DGT?
¿En qué quedamos, DGT?

Eh, pues bien, ¿y qué quieren decirnos con esto? ¿Que deberíamos usarlo? ¿No es preferible dar consejos claros y dejarse de encuestitas?

"Se recomienda" el uso de casco en bicicleta.
“Se recomienda” el uso de casco en bicicleta.

Ah, vale, que “se recomienda”. ¿Y hay algo más sobre conductas seguras? Recordemos, DGT, que el casco sólo sirve de algo cuando ya se ha producido el accidente; las conductas seguras en bici, en cambio, pueden evitar accidentes y no solo paliarlos. Y ya hemos dicho muchas veces que ni siquiera es demasiado eficaz como herramienta paliativa.

Diles algo de luces

"Para facilitar el respeto mutuo, es básico ver y ser vistos". Ah, bien.
“Para facilitar el respeto mutuo, es básico ver y ser vistos”. Ah, bien.

Aunque un ciclista invisible se juega la vida, es una medida poco respetada, las luces son obligatorias y es un factor que no disuade de uso de bici, la DGT no considera igual de importante el uso de luces que el de casco. Lo menciona de pasada y no lo incluye en las 10 recomendaciones destacadas. Y tampoco deja claro que las luces son obligatorias, sino que dice que es “importante el uso correcto de luces, intermitentes y materiales reflectantes”. Sí, bueno, pues bien.

¿No es mejor dejar las cosas claras y dejarse de tanta paja? Es crucial usar luces en la bicicleta, porque si a un ciclista no se le ve, le puede pasar cualquier cosa. Y además, es obligatorio.

Una oportunidad perdida

Resumiendo, aunque la idea de refrescar conceptos es positiva y se incluyen algunas buenas ideas en este folleto, para el comportamiento de los ciclistas es una oportunidad perdida: no deja nada claro y añade confusión innecesaria. Desvía atención de lo importante (posición en calzada, uso de luces, etc.) hacia la cansina recomendación de casco.

Lo peor es la indecisión y los vaivenes al respecto de la circulación por la acera. ¿Quizá porque dentro de la propia DGT no hay una postura clara al respecto? Cuando salga el famoso Reglamento General de la Circulación veremos lo que hay.